Seguidores

jueves, 3 de agosto de 2017

Entrevista a Isabel Ortega con motivo de las X Jornadas Internacionales de Mujeres Escritoras

Isabel Ortega 


Lygia Fagundes Telles
































(Buenos Aires) Araceli Otamendi

Con motivo de realizarse el 9 y 10 de agosto próximos las X Jornadas Internacionales de Mujeres Escritoras en las ciudades de San José de
Río Preto y Votuporanga (SP) Brasil, entrevisté vía internet a su creadora
y organizadora Isabel Ortega quien reside en la ciudad de San José de Río Preto. Desde ahí contestó las preguntas.

Pregunta: Este año se cumple el décimo aniversario de las Jornadas Internacionales de Mujeres Escritoras, a celebrarse en las ciudades de San José de Río Preto y Votuporanga, como la creadora y organizadora de estas jornadas, durante diez años ¿crees que se han cumplido los objetivos que te proponías en cuanto a la difusión de las escritoras y empoderamiento de las mujeres?
R -   Me sorprendo cada día cuando hablo con alguna de las escritoras, muchísimo ¡más de lo hemos imaginado un día! Ahora que estoy recibiendo los videos que ellas hacen y en cinco minutos cuentan en síntesis lo que están haciendo y lo que piensan hacer, es mágico, es de ficción, es mucho coraje, con todas las dificultades que todos encuentran, ¡pero felices!
P. -La escritora propuesta para el Nobel de Literatura 2016 Lygia Fagundes Telles es la Presidenta de Honor de las Jornadas, ¿qué ha significado durante estos diez años la presencia   y el respaldo de Lygia para estos eventos de escritoras?
R – Con decirte que siempre que voy a San Paulo, capital, en la Academia Paulista de Letras, dónde la veo, conversamos un rato muy importante. Siempre he podido contar con Lygia, es una de las mujeres más bellas por dentro y por fuera, que conocí. Inteligencia sin par, una mujer empoderada para su época. La gran noticia al ser anunciada su indicación para el premio Nobel de Literatura y la gran alegría de estar todo el tiempo, informada de la reacción de una cantidad enorme de gente que admira la escritora, la mujer Lygia Fagundes Telles, traducida a tantos idiomas. El existir de Lygia, es de una riqueza sin límites, que nos permite acreditar siempre, ¡soñar siempre! Ella es una gran escuela de formación de mujeres valientes, ¡con ganas, clase y cultura! Tenemos un premio, que entregamos a una escritora, que lleva su nombre. Lo entregamos también a un hombre brillante, un crítico literario, Fábio Lucas.
P. Este año habrá dos presencias no habituales en las Jornadas, una es la representante de la ONU- Mujeres Adriana Carvalho y otra la de la empresaria y Presidenta del Grupo Cene Sueli Noronha Kaiser, que se agregan a las escritoras participantes. ¿Qué es lo que ellas representan para el empoderamiento de las mujeres en América Latina?
R- Tener la representante para la ONU-MUJER, en Brasil, ya hacía parte de nuestro proyecto el año pasado. Adriana Carvalho nos va hablar del empoderamiento de las mujeres, todas. Representa mucho para las mujeres de América Latina. Seguridad, ilusión, ganas de vivir, de seguir, de saber que su proyecto tendrá el reconocimiento que esperas. Convivir desde el respeto profesional, educacional y emocional. Es mucha cosa para asimilar, y ese proyecto de la ONU, viene con fuerza y las mujeres tendrán que subir al barco y acreditar totalmente. Es la oportunidad de los intercambios de saberes y experiencias, ¡el gran movimiento que puede dar a las mujeres el derecho a ser respetadas en todos los sentidos! Inclusive por los machistas de turno.
P.- Las ciudades elegidas para estas jornadas son San José de Río Preto y Votuporanga. La primera ha sido sede de los eventos durante diez años, además de la ciudad de San Pablo, ¿por qué se ha elegido este año, además la ciudad de Votuporanga? ¿qué características tiene?
R.- Querida Araceli, es cierto, por algunos años hacíamos la Jornada de Escritoras en San Pablo capital y luego en San José de Rio Preto. Con el tiempo, quedamos solamente en San José, pero nunca olvidamos de hacer el evento en la capital. Aterrizamos en 2017 y encontramos un Brasil, con muchos problemas, demasiado para entender, pero el proyecto que ya es un gran movimiento internacional no puede parar. Las escritoras en sus países y las brasileñas en sus estados, nos solicitan y nos hablan todo el año, es un movimiento fuerte, dinámico, con la gran preocupación de estar todo el tiempo, plantando buenas semillas. Estuvimos todos estos nueve años de la mano del SESC, servicio social del comercio, órgano que existe desde la sociedad civil, con un trabajo social y cultural, para quitarse el sombrero siempre. No fue posible realizar el evento con el SESC este año, pero tampoco tenemos las puertas cerradas.  Dificultades muchas, por el camino, encontramos la Cene, una empresa ejemplar en la ciudad, la presidenta Señora Sueli Noronha Kaiser, acordó con la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres en América Latina y el Caribe. Dos veces Premio WEPs, principios de empoderamiento de las mujeres.  El Centro Comercial, Rio Preto Shopping Center, que siempre nos dio apoyos, desde su presidenta general, Ana Cristina Jalles, una mujer moderna, valiente y así hacemos un evento posible con muchas ganas y creatividad. A la ciudad de Votuporanga ya la conocíamos y sentimos que habría ganas de hacer cosas, y decidimos hacer algo allí, a dos horas de San José, y así será.

P. ¿Cuáles son, a tu entender, los principales problemas que existen para el conocimiento y la difusión de la literatura escrita por mujeres en el ámbito de los países de América Latina?

R- Los principales problemas es que no fomentan los grupos de lectura en las escuelas, en las universidades, en la casa, en la iglesia, en los barrios. Las mujeres se esconden mucho, a una escritora le gusta estar quieta, en su escondite escribiendo y quien sale, alguna que otra vez, es su libro. La Jornada da visibilidad y le permite expresarse de otra manera, exponerse, traer al público relatos increíbles, fuertes, inolvidables. La escritora es un ser es como una caja de sorpresas que ni ella tiene seguro el misterio del existir fuera de la palabra escrita. Cuando asumen el compromiso, con los demás y con ella misma, empieza el cambio de cantidad y calidad en todos los sentidos. Una escritora que pasa a veces dos o tres veces participando de la Jornada, se transforma, descubre que puede ser un árbol con muchas flores que serán frutos y saber que pueden. La difusión Araceli, es luchar para tener en cada ciudad un evento como ese, es hacer entender a los ayuntamientos, que eso es un derecho obligatorio de las mujeres, todas, juntas, con los hijos, maridos, amigos, maestros, escritores, juntos a alimentar mentes inquietas que producen mucho por la vía de la mente activa, el cuerpo sano y el corazón abierto, la mente conectada con el cosmos y las redes sociales.

P.- ¿Cuántas personas forman el equipo para organizar las Jornadas?

R.-Somos un equipo de cinco o seis personas y más las amigas y los amigos que aparecen cuando el evento se acerca.
P-. ¿Podrías hacer un balance de estos diez años de las Jornadas?

R.- Me pides que haga un balance para estos diez años…madre mía, ¡eso puede ser un libro de 400 páginas seguro! Son historias y proyectos de vidas, que mil veces, merece la pena hacerlo, mil veces merece toda la energía que disponemos para conseguir hacer y ver las caras y oír las voces de esas escritoras de tantos países y de Brasil, de todos los intercambios, las amistades, los cursos. El cambio de las indígenas, que en dos años ya tienes dos mujeres Cacicas en sus tribus. Plantamos mucho, queremos seguir plantando, es importante que la gente que maneja el poder y el dinero, abra los ojos y miren las mujeres con cuatro ojos y ¡más el ojo de la consciencia! Queremos una convivencia más tranquila y justa.


 (c) Araceli Otamendi - Archivos del Sur

2 comentarios:

  1. Felicitaciones a todas las escritoras que han estado en las Jornadas! Un abrazo especial a Isabel y Araceli. Cariños miles a las dos.

    ResponderEliminar
  2. Parabéns pela entrevista! Me tocou muito pois fui lembrando as histórias que passaram, as vidas que cambiaram. Valeu!!

    ResponderEliminar

Comente esta nota