jueves, 17 de septiembre de 2020

Entrevista a Gabriella Bianco por Araceli Otamendi

 

Gabriella Bianco (en su estudio, septiembre de 2020)

(Buenos Aires) Araceli Otamendi 

Gabriella Bianco  nació en Italia, es autora de varias obras de filosofía, poesía y literatura. Es guionista y directora de cine, y autora de textos teatrales y musicales. Ha desarrollado y desarrolla una intensa actividad artística en Europa y América del Norte y América del Sur y África.Ha sido galardonada con varios premios internacionales. Su extensa trayectoria se detalla al final de la entrevista*.

Conocí a Gabriella Bianco en la década del 90 en Buenos Aires, en el Instituto Italiano de Cultura. En esa oportunidad, cuando yo trabajaba en una revista cultural, me dio su libro Nest, La metafísica de la ausencia, un libro donde la autora  se aproxima a  las poetas Emily Dickinson, Marina Tsvietáieva, Sylvia Plath y Alejandra Pizarnik y reflexiona sobre la experiencia vital de cada una de ellas. “La manifestación de la universalidad del dolor nos invita a resignar toda individual pasión ante el trajinar del mundo, y a recorrer el camino hacia una superior armonía que, por cuanto da conocimiento, purifica y salva” dice Gabriella Bianco.

Le envié por correo electrónico unas preguntas para entrevistarla y ella me respondió por el mismo medio.

 

Entrevista a Gabriella Bianco

Sobre la filosofía

 

Te graduaste en Filosofía Política en Estados Unidos. ¿Cuáles son los filósofos que destacarías para tener en cuenta en el mundo actual, y en una realidad que nos está asediando con el cambio climático, la pandemia de covid, y tantos conflictos que ocurren a diario en muchos países?

 Me gradué en Estados Unidos, pero también en la Universidad de Toronto y anteriormente había estudiado en la Universidad  de Trieste y en la Universidad  de Urbino, con profesores como Umberto Eco y Paolo Fabbri. Todos esos años han sido de gran formación, sobre todo los años en la Universidad  de Toronto, donde, gracias a la presencia de un profesor notable como el profesor  Dieter Misgeld, que venía de la Universidad de Heidelberg, pudimos estudiar con sus maestros Gadamer y Habermas, que fueron también los nuestros, y también con Marcuse y McLuhan, un personaje interesante que suscitaba mucha curiosidad con sus intuiciones, que recién ahora entendemos en toda su genialidad. Ahora veo muchos expertos que se ocupan de todos los problemas que nos acosan, pero en tiempos de cambio, sus libros terminan por ser más una crítica del presente que una proyección hacia el futuro. Lo que es cierto es que no pasó lo que había profetizado Francis Fukuyama o sea el fin de la historia. La historia sigue, con todo el peso de la incertidumbre, el fin de las grandes visiones del mundo y el cambio de siglo. Estamos en el medio del vado, lo viejo no está muerto y lo nuevo no ha llegado todavía. Recuperando el humanismo en conjunción con la ciencia y la técnica, la ética puede dar respuestas vitales para recuperar valores y principios necesarios para una vida digna de ser vivida, superando las discriminaciones y las desigualdades en todas sus formas.

¿Cuál es tu opinión acerca de los filósofos como Foucault, Deleuze, Derrida y otros considerados posmodernos?

Naturalmente no he ignorado los posmodernos y los problemas propuestos. Pero mis referencias son otras y, considerando la dimensión retórica de la vida, como subrayado por uno de mis filósofos de cabecera, Carlo Michelstaedter, miro menos a la cotidianidad y a los problemas específicos de nuestro tiempo y más a los problemas eternos, que nos acompañan desde el comienzo, como la justicia, los valores del espíritu, la democracia y la prevaricación del hombre sobre el hombre, una tentación que se repite y tiene tantas formas distintas, pero no disímiles. La historia es el espacio de lo relativo, mientras me intriga la búsqueda de la verdad y los espacios del espíritu, como es Simone Weil. Mis referencias no son posmodernas, sino proponen problemas que van más allá del contingente y reflexionan sobre temas como democracia, igualdad y libertad, como Antonio Gramsci y Norberto Bobbio, Cornelius Castoriadis, entre otros. He escrito sobre Walter Benjamin y en este momento estoy preparando un ensayo sobre la ética, concentrada sobre Hans Jonas y la preocupación del futuro y de las futuras generaciones, incluyendo el tema del medio ambiente, que la encíclica Laudato sí de Papa Francisco describe tan bien.

 Sobre la educación

 Conociste a Paulo Freire cuando estaba exiliado en Europa,  y escribiste un ensayo  sobre su teoría educativa, además de una obra de teatro-danza dedicada a él, que se presentó en la Feria del Libro de Buenos Aires.  ¿Qué es lo que más destacarías de la teoría de Paulo Freire?

 El encuentro con Paulo Freire fue interesante y conmovedor…estuvimos todo el día en su oficina hablando no solo de su método, que en ese momento incluía solamente los primeros dos libros de reflexión sobre su método educativo, sino de la situación política de Brasil en ese momento (no distinto de lo que pasa ahora, tanto que el método de Paulo Freire ha sido desterrado del sistema educativo en Brasil). A medio día comimos polenta en la misma mesa  de trabajo, hablando de la dificultad de traducir en palabras lo que estaba pensado como un método directo, donde el aprendizaje viene de la experiencia cotidiana. En la democraticidad  educativa y didáctica, que es también política ya que tiende a la inclusión y no a la exclusión, como pasa hoy en día, reside para mí el valor pedagógico del método de Paulo Freire. En 1993 en la Feria internacional del libro de Buenos Aires, con la coreografía de Susana Zimmermann, presentamos un espectáculo de teatro-danza, El color del agua , donde el método estaba traducido en fuertes imágenes acompañadas por breves textos, hoy en tiempos de educación a distancia, cuando muchos no tienen los instrumentos técnicos para seguir aprendiendo, de gran actualidad.

 

Sobre la gestión cultural

 ¿Dónde se inició tu trayectoria en la gestión cultural? ¿Cómo fue tu experiencia como Directora en el Instituto Italiano de Cultura en Buenos Aires ?

Mi “carrera” internacional ha empezado en la Universidad  de Tasmania con la abertura de la carrera en estudios de italianística, siguiendo en la Universidad de Nairobi, donde se graduaron los primeros estudiantes en estudios de cultura europea. Fue un tiempo de gran empeño, conociendo países como Australia y Kenya. Además, en Australia a un cierto punto, me trasladé a Sydney, donde en el Instituto italiano de cultura faltaba el director y fue un aprendizaje rápido e intenso, que me sirvió mucho en mi llegada al Instituto italiano de cultura de Buenos Aires en 1985. Buenos Aires en ese entonces era una ciudad herida por la reciente dictadura y participé como podía, a la recuperación de los valores democráticos, que fueron de gran enseñanza para mí, como lo habían sido las experiencias anteriores desde otros puntos de vista. A Buenos Aires y todo lo que aprendí, sea en el trabajo que gracias al ambiente cultural muy vivaz que encontré, debo mucho de mi desarrollo personal y también de mi toma de conciencia de tantos temas, que hizo que yo empezara a escribir en forma permanente y constante. Buenos Aires es ahora el lugar de los afectos y de la escritura, así que la ciudad pertenece a mi presente y no solo a mi pasado.

Lo que me marcó y me involucra todavía es el Corredor de las ideas del Cono sur, que me permitió acercarme al pensamiento alternativo de Arturo Roig y Hugo Biagini y tantos otros en América Latina, incluyendo la Filosofía y la Teología de la Liberación de Enrique Dussel y Juan Carlos Scannone, que participó en un libro editado per la Editorial Edicial, El campo de la ética, coordinado por mí en 1997. La participación en el Foro Social Mundial en Porto Alegre de 2003 y 2005 (y otros sucesivamente, el último en Tunis en 2015) me permitió acercarme a problemas que no hemos resuelto y que me siguen persiguiendo, como la condición indígena y la injusticia social.

 

En otros destinos que tuviste como Australia, Kenia, Canadá ¿cómo fue el contacto y el intercambio con la cultura de esos países? ¿Podrías hacer una síntesis y un balance de cada uno?

 Cada país ofrece algo desde lo cual empezar para hacer un intercambio útil y enriquecedor para todos: por ejemplo, en Argentina las tantas becas han hecho que tantos estudiantes pudieran estudiar en Italia y conocer un país desde adentro. Australia y Canadá son grandes países, también gracias a su extensión y cada instituto encuentra formas y modos de colaboración e intercambio…la personalidad y la sensibilidad individual juega un rol fundamental, en mi experiencia, para establecer relaciones de confianza, que permiten un intercambio abierto. Naturalmente hay que poder ofrecer algo que sea de utilidad a los locales y observo que los cursos de lengua italiana ayudan a conocer la cultura nacional. Hay gente que adora a Italia y son los mejores embajadores de la historia y cultura italiana. Hay miles de oportunidades de cooperación, hay que ser abiertos, generosos, disponibles a acercarse al ambiente cultural donde el instituto se encuentra.

Literatura

 

Escribís entre otros géneros, novela, novela histórica, teatro y también textos para teatro – danza, música contemporánea y cine. ¿Cuáles son los temas que te movilizan para escribir?  ¿Cuáles son los que preferís abordar?

Todos los temas me interesan y me convoca el lenguaje de cada disciplina. Soy una eterna aprendiz y trato que cada experiencia me enriquezca y me proyecte siempre   hacia cosas nuevas, siempre fiel a mí misma y a mis temas. El acercamiento a la novela con Mozart & Magdalena fue gracias a mi amistad con Helena Pokorny-Voldan, que es la heredera de la familia de Magdalena Pokorny, la última  enamorada de Mozart, directamente involucrada en la muerte del Maestro. Las ediciones en italiano de esta novela y de otra La Rosa de Monteverdi salen en otoño 2020, después de varias ediciones en otros idiomas en EEUU, en Francia/Quebec y obviamente en Argentina con la editorial Biblos en 2006.

Nest - La metafísica de la ausencia
foto de tapa: Marina Cirinei

Poesía – Nest

 

En el libro Nest - La metafísica de la ausencia, publicado en Buenos Aires,  abordás el mundo poético  de cuatro mujeres : Emily Dickinson, Marina Tsvietáieva, Alejandra Pizarnik y Silvia Plath. En ese libro, el tema del dolor es común a todas ellas.  ¿Qué otras escritoras o escritores destacarías actualmente que hayan escrito sobre el mismo tema?

El tema del dolor y de la muerte me acompañan desde siempre y fueron los autores que más me intrigaron y me intrigan…Cesare Pavese, Franz Kafka, las poetisas. Walter Benjamin, Carlo Michelstaedter, Simone Weil…he intentado acercarme a estos pensadores, autores y poetas no solo considerando sus pensamientos, sino encontrándolos en la integridad de sus personas y de sus pensamientos. Por ejemplo, en este momento, me intriga el Taccuino segretto de Cesare Pavese, que ha sido publicado en agosto en ocasión de los 70 años de su muerte. Su pensamiento  sobre la guerra y el fascismo presentan a un hombre más complejo y distinto de sus colegas en la editorial Einaudi declaradamente antifascistas. Es un tema que voy a   explorar próximamente. En relación con las personalidades que han encontrado y escrito sobre Alejandra Pizarnik, seguramente merece mencionar a escritoras tan notables como Olga Orozco, amiga tan cercana a Alejandra y tan grande poetisa ella misma y la valiosa biografía  de Cristina Piña, pero mi intención era otra: acercarme al dolor existencial de personalidades iguales y distintas, vivido en solitario por todas.

Cultura italiana

 

Durante el siglo XX, durante la década del 60 y parte de la del 70, la cultura italiana mediante el cine y la música tenía mucha influencia en Argentina. ¿Qué fue lo que ocurrió en Italia años después con la producción de cine y de la canción popular? 

Efectivamente pienso que Italia y Europa en general han parado de llevar al mundo sus mensajes universales. Solo se puede “exportar” cultura cuando se cree en ella y los productos del ingenio son expresiones de una sociedad en movimiento. Creo que Italia y Europa tienen que reencontrar su alma en el siglo XXI y exportar valores y talentos sin ninguna intención colonizadora, con la sola fuerza del mensaje y del genio itálico y europeo…si todavía existe, reaparecerá…

 

Globalización y cultura

Como conocedora de tantas culturas dado que viviste en muchos países, ¿qué es lo que más acerca a los seres humanos? ¿cómo puede la cultura incidir más en acercarlos?  En este tema ¿qué es lo que ha logrado la globalización?

La globalización ha abierto los horizontes y cerrados las fronteras, mientras la finanzas encontraban menos trabas para su expansión devoradora…si no cambiamos el modelo de desarrollo, que sea inclusivo y no funcione por la exclusión de tantas partes del mundo, el siglo XXI será un siglo de conflictos y prevaricaciones del más fuerte sobre el más débil…necesitamos un nuevo modelo de desarrollo y la aplicación de una nueva ética y de una nueva racionalidad, para dar sentido al ser humano en el mundo, en armonía consigo mismo y con la naturaleza. Andrè Malraux, refiriéndose a Europa, lanzó una profecía testamentaria:  "El siglo XXI será espiritual o no lo será en absoluto". Así pienso yo también.

 

*Gabriella Bianco - trayectoria

 

Se graduó en la Universidad de Trieste en Literaturas Comparadas, especializándose en traducción e interpretación y en la Universidad de Urbino en Filosofía y Educación, especializándose en psicología con una tesis sobre la “Creatividad en Educación”. En el año académico 1974-75 enseñó un curso de educación política a través de la teoría de Paulo Freire, publicando el primer ensayo italiano dedicado a ese autor “Educación y política”, además de visitar a Paulo Freire exiliado en Geneva, seguido por una obra de teatro-danza “El color del agua” con la coreógrafa Susana Zimmerman, presentado en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires en 1992.

Se dedicó a profundizar en el pensamiento de autores como Gunder Frank, Frantz Fanon y a sociólogos iluminados como Danilo Dolci y experiencias educativas como la de La Scuola di Barbiana.

Finalizó sus estudios de posgrado en la Universidad de Toronto con una Tesis sobre “The Philosophy of Praxis in Antonio Gramsci”, especializándose n Teoría Crítica, estudiando con Habermas, Gadamer, Mc Luhan, Northrop Frye, Misgeld y Marcuse y obtuvo la beca Fullbright, doctorándose en Filosofía Política en Estados Unidos. Posee un doctorado en Lingüística y Semiótica de la Universidad de Urbino, estudiando con Umberto Eco, Paolo Fabri y Alberto Luzi.  Ha desarrollado una intensa actividad académica en distintas universidades: Windsor University (Canadá), New Paltz University (USA); Universidad de Tasmania (Australia), Universidad de Nairobi (Kenya), enseñando filosofía y literaturas comparadas. Ha fundado los departamentos de  idiomas y cultura europea en la Universidad de Tasmania y en la Universidad de Nairobi.

Ha sido directora y agregada cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia en Institutos de cultura de varios continentes – Australia, Kenya, Argentina, Canadá desde 1979.

Llegó  a Argentina en 1985 en los años de la postdictadura, acercándose y colaborando con muchas personalidades protagonistas de la cultura argentina, entre otros, a la historiadora Hebe Clementi, al filósofo e historiador Hugo Biagini, al filósofo Ricardo Maliandi, a la filósofa Dina Picotti, a la escritora María Rosa Lojo, a la madre de Plaza de Mayo Vera Jarach, a José Aricó y a la revista La Ciudad Futura, a Mario Orlando y a la Sociedad Dante Alighieri de Buenos Aires, a la coreógrafa Susana Zimmermann y su Ballet de Cámara argentino, a la filósofa feminista Diana Maffia, a la escritora Alina Diaconú, al periodista Carlos Vera, al regisseur Carlos Palacios, a la escritora Myrtha Schalom, a la editora/traductora Helena Pokorny-Voldan y a tantos otros artistas y personalidades del mundo del arte, del teatro, de la música y de la cultura.

En 1990 publicó su  primer ensayo en castellano dedicado a la cuestión femenina “El extrañamiento del ser”, acompañando las reflexiones de cada nuevo libro con una obra de teatro, un recital, un monólogo literario o filosófico, con la música original de autores argentinos (German Torre, Rolando Mañanes) y contemporáneos representados en varios contextos y en la Feria internacional del libro de Buenos Aires, sin interrupciones desde 1985 a 2012, como “invitada de honor permanente” de la Feria, en el Centro Cultural Recoleta, en el Teatro La Scala de San Telmo, en el Teatro Colón de Mar del Plata.

Con una intensa actividad filosófica y artística a nivel internacional, en Europa, África, América del Norte y América Latina, publica libros y ensayos de temas filosóficos, éticos poéticos y literarios. Galardonada con varios premios por su actividad artística en Europa y en las Américas, es “Académica de Italia” desde 2003, miembro honorario de la Unión de artistas y escritores europeos en Roma desde 2007 y “ciudadana honoraria” por méritos artísticos de la ciudad Rio das Ostras (Rio de Janeiro, Brasil) desde 2007. Ha sido nombrada “visitante ilustre” de la histórica ciudad de Cusco en 2010 (Perú), y “Personalidad internacional de la cultura en los años 2013 y 2018” (Buenos Aires, Argentina). Es miembro de la “Asociación internacional de Teatro del Siglo XXI” en España desde 2018. Lleva adelante proyectos internacionales en los campos de la filosofía, de la cultura, del arte, de la educación, del desarrollo y lo social: con las Naciones Unidas he organizado las elecciones en RDC en 2005-2006. Es miembro activo de la “Red Internacional de mujeres filósofas” de la UNESCO desde 2012.

Ejerce el periodismo para revistas de derechos humanos y colabora con proyectos de cooperación internacional por el diálogo intercultural, la paz y la no-violencia. Entre 2009 y 2015 ha sido Embajadora internacional de la Paz con misiones educativas en Guatemala (2009), en Haití (2010) y en Chile (2011), profundizando temas de cooperación internacional en la Un. de la Paz - Stadtschlaining (Austria), la UN University for Peace (Costa Rica), y en el LTO Training Course de ERIS (Training & Governance), London (UK) en 2008.

Ha participado activamente en el “Corredor de las Ideas”, en Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay y Brasil, participando en el Foro Social Mundial de Porto Alegre en 2003 y 2005, con trabajos sobre la condición indígena, la condición femenina y temas de educación comparada. Ha participado en el V Coloquio sobre Derechos Humanos (RIEDH) en la Universidad  Nacional de Goiás (Brasil) en 2013 y sucesivamente ha presentado en el Congreso de filosofía política organizada por el Corredor de las ideas en la Universidad de Lanús, su ensayo filosófico “Tiempos de cambio, tiempos de 59 revolución. Para un humanismo revolucionario”, Buenos Aires (2013), presentado anteriormente en la Feria del libro de Mar del Plata y en las Jornadas de filosofía política de la Universidad  de Mar del Plata.

Ha establecido por varios años una intensa colaboración con el Prof. Álvaro Márquez-Fernández y su revista Utopía y praxis en Venezuela y Colombia hasta 2019, reivindicando el derecho a la utopía y a un mundo más justo y ético. Participa regularmente con trabajos y ensayos filosóficos en www.cecies.org, integra el Jurado internacional del mismo Centro y ha colaborado en el Diccionario del Pensamiento Alternativo (Biblos, 2008), en su Adenda (2015) y en la versión electrónica de esta última (http://www.cecies.org/proyecto.asp?id=48) con los ítems “concientización”, “eticidad”, “laicismo”, “no violencia”, “pluralismo”, denunciando, mediante conceptos y espacios enfrentados con el imperante sistema excluyente y depredador, el derecho de la humanidad a un mundo mejor.

Como miembro de la Red de filosofía y educación comparada de la Asociación africana AFRICE, ha participado en tres eventos organizados en: - la Universidad  De Yaundé 1 (Cameroon) en 2013, en la Universidad  de Rabat (Marruecos) en 2014, en la Universidad  de Nairobi (Kenya) en 2015, como en el Foro mundial de Tunes en 2015, en defensa de un mundo sin conflictos, por la autodeterminación de los pueblos. Ha participado en el WCCES en la Universidad  de Beijing (China) en 2016, con el Manifesto for the Humanities, ya presentado anteriormente en la Universidad  de Durham (UK) en 2014 y en las Jornadas de estética de la Universidad de Mar del Plata en 2015. Ha participado en la WHC en la Universidad  de Liege de la UNESCO en 2017, sosteniendo la importancia de las humanidades en la enseñanza y en la cultura técnico-científica del siglo XX y XXI.

En 2017 ha participado en las XIV Jornadas internacionales de filosofía política de la Universitat de Barcelona con un trabajo “La utopía de la igualdad”, publicado en la revista de filosofía Astrolabio en España y sucesivamente en www.cecies.org. Ha adherido a la SIP (Society of Italian Philosophy) en 2018, presentando en la Stony Brook University (N.Y) un trabajo sobre el filósofo italiano Carlo Michelstaedter, que ha introducido en América Latina mediante dos ensayos: “La hermenéutica del devenir en Carlo Michelstaedter” (Buenos Aires, 1993) y “La impaciencia de lo absoluto en Carlo Michelstaedter y Simone Weil” (Buenos Aires, 2007), presentados en la Feria internacional del libro de Buenos Aires con la participación, entre otros, de Diana Maffia y de la ensayista Leonor Calvera.

Se dedica también a la literatura y, entre sus proyectos, está la novela histórica Mozart & Magdalena, publicado por Biblos en 2006, a los 250 años del nacimiento de Mozart; ediciones de la novela han aparecido en inglés (2011) y en francés (2014). Otra reciente novela, dedicada a Claudio Monteverdi a los 450 años de su nacimiento (1567 – 1643) es La rosa de Monteverdi, donde el personaje más relevante Ariadna es “heredera” del “Lamento di Arianna” de Claudio Monteverdi, publicada en castellano en 2016, en francés en 2017 y en castellano (2ª edición) en 2018 y representada en forma de recital en Italia, Quebec y Argentina en 2017 y 2018, con música original de Monica Nasti y Daniela Nasti. Es presidente de la Asociación cultural internacional ASOLAPO ITALIA desde 2009, afiliada a ASOLAPO INTERNACIONAL (Cusco, Perú) y desde 1986 escribe para el teatro, el teatro-danza, la música contemporánea y el cine.

Han escrito para sus textos y libretos los compositores: Andrea Talmelli, Riccardo Piacentini, Antonio Anichini (Italia), Rolando Mañanes y Germàn Torre (Argentina), y las compositoras: Piera Pistono (Conservatorio di Santa Cecilia, Roma), Daniela y Monica Nasti (Conservatorio Nino Rota, Monopoli), Gabriella Cecchi (Italia), Lejla Agolli (Albania), Bianca Maria Furgeri (Italia), Sandrine Baranski (Francia). Escribe guiones para el cine - entre otros, "Mozart & Magdalena" (2002) y "Save Venice" (2003) - ganando premios en Hollywood en 2003 y 2004 (Hollywood's Next Success, ASA, Scriptapalooza, USA), así como en el México Film Festival en 2009, colaborando con la Insight Film and Video Production Inc. (Canadá). Ha realizado como directora el largometraje "Casablanca" (2001) y el documental "City Lights"(2002), producidos por la VFS de Vancouver.

 

(c) Araceli Otamendi - Archivos del Sur

martes, 25 de febrero de 2020

Entrevista al filósofo Mario Bunge - archivo

“Argentina aún tiene investigadores de primera
línea, pero que trabajan en instituciones de tercera. Son, junto con los
maestros, enfermeros y villeros, los héroes del momento “

(Buenos Aires) Araceli Otamendi

En mayo de 2001 el filósofo argentino Mario Bunge fue distinguido por la Universidad Nacional del Litoral con el Doctor Honoris Causa. Con ese motivo pronunció una conferencia abierta en esa universidad:”Tres mitos de nuestro tiempo: virtualidad, globalización e igualamiento”  posteriormente  editada en la Colección Honoris Causa por esa universidad.  Mario Bunge es autor de numerosos libros entre los que se encuentran  Intuición y razón, Las ciencias sociales en discusión, Epistemología, Diccionario de Filosofía. Ha sido distinguido por varias universidades de todo el mundo con el Doctor Honoris Causa y ha desarrollado una importante carrera académica en Canadá, país donde reside desde hace años.
             En la conferencia el filósofo de la ciencia  habló sobre la virtualidad, la globalización y el igualamiento resultantes de la combinación de la Revolución Informática con el libre comercio. En las conclusiones Bunge afirma que se trata de tres mitos que están arrasando con el pensamiento crítico.
            Debido a la vigencia de los temas le envié al filósofo algunas preguntas por mail  quien  me  respondió también por mail.
           
Pregunta:

Uno de los mitos que trata en el libro es el de la sociedad virtual. Según lo que usted sostiene en el libro “Tres mitos de nuestro tiempo..." la sociedad virtual es una utopía irrealizable.  La relación entre pantallas puede complementar a la relación cara a cara pero no reemplazarla. " Además, usted menciona en el libro a Clifford Stoll, un astrónomo aficionado al ordenador y asiduo visitante de Internet, a cuyo desarrollo contribuyó y que escribó Silicon Snake. En ese libro, dice usted, Stoll afirma que las redes de ordenador son armas de doble filo, por una parte permiten acceso rápido y barato a montañas de informaciones útiles. Por la otra "nos aíslan a los unos de los otros y devalúan la importancia de la experiencia real. Actúan contra el alfabetismo y la creatividad. Socavan nuestras escuelas y bibliotecas".  Y también, según usted dice en el libro, la excepción a esta regla es la comunidad  científica. Uno de los motivos para que no sea posible la construcción de una sociedad virtual como se vaticinaba es el ecónomico. Sin embargo, a pesar de la pobreza en la Argentina, por ejemplo, hay mucha gente que se conecta a internet en lugares públicos como cafés internet o locutorios. He visto hacerlo a  gente de condición bastante humilde. ¿Piensa usted que nadie está construyendo la sociedad virtual?

Respuesta:
 Nadie esta construyendo la sociedad virtual. Lo que ocurre es que la  sociedad real está siendo enriquecida en algunos aspectos , y empobrecida en  otros, con la nueva red social que algunos llaman "sociedad virtual" o  "cibersociedad". Esta no reemplaza ni puede reemplazar a la sociedad real,  porque la información es solamente uno de los vínculos sociales. Complementa a  los demás sin sustituirlos. Por ejemplo, la información está involucrada en  las relaciones de amistad y parentesco, económicas, y políticas; pero no las  reemplaza, excepto en los casos de los individuos que intentan escapar a la  realidad "chateando" en lugar de adaptarse a ella o modificarla. A propósito,  no me extraña que, en las condiciones actuales, hayan aumentado el número de  argentinos aficionados a Internet, precisamente porque es una estrategia  escapista para quienes no aguantan la realidad cotidiana.

Pregunta:

 Otro de los mitos que usted menciona  es el de la globalización. Usted dice en el libro que por ahora sólo atraviesan libremente las fronteras el capital financiero, los gérmenes patógenos y las malas costumbres. La globalización de lo demás ha sido nimia. También dice usted que las críticas a la globalización no deben entenderse como un ataque global a la globalización sino solamente como una denuncia del mito que sostiene que la globalización es total y provechosa para todos. También hace votos para que se esfumen las fronteras entre las naciones que impiden los intercambios que no sean de mercancías y que puedan circular libremente las personas y las ideas en todo el mundo, entre otras cosas.

A) En relación a la circulación de ideas en todo el mundo, tal vez internet sea el medio adecuado para que se llegue a cumplir eso. ¿De qué otra manera piensa usted que se podría llegar a alcanzar ese objetivo?

Respuesta:
           
En efecto, la tan mentada globalización no es tal, sino uniformación y  ampliación a escala global del mercado gringo. Internet contribuye  eficazmente a la difusión de conocimientos y supersticiones, así como de  costumbres,  tanto buenas como malas. Pero no es el único medio. Solamente  es el de invención mas reciente y mayor alcance.

B) La prensa nos informa a diario que en muchos países están limitando la inmigración, tal es el caso de muchos países europeos. ¿Quiere decir que la llamada globalización sólo está conviniendo a unos pocos países y el resto, por ejemplo América Latina y otros países del llamado Tercer Mundo estarán cada vez más alejados y marginados de los países centrales y sus ventajas y adelantos?

Respuesta:
           
La tan mentada globalización no incluye la liberalización de la circulación  de personas. Antes al contrario, cada día aumentan las restricciones a la  inmigración, al punto que en Europa hay partidos politicos con una agenda única: parar la inmigración. Estos partidos han crecido, y han llegado al poder por lo menos en un país, Dinamarca. El principal motivo de su popularidad es puramente económico: los inmigrantes compiten ventajosamente  con los nativos, ya que, al no estar organizados, son mas explotables.

Pregunta

El tercer mito del que habla su libro es el de la sociedad igualitaria. Habla usted del "macaneo posmoderno", y dice que nuestras sociedades están profundamente divididas. También refuta a Marshall MacLuhan y a Jurgen Habermas, quienes al parecer contribuyeron a crear estos mitos. Habríamos entrado entonces en una nueva época, un neototalitarismo  en el que ya incluso, es difícil pensar.  ¿Ha contribuido a este estado de cosas algo que usted cita en otro libro "Intuición y razón", el abuso del intuicionismo en desmedro de la lógica, la crítica y el tratamiento racional de la experiencia?

Respuesta

El intuicionismo es solo un miembro de la amplia familia irracionalista,  aunque quizá es el mas popular. (Habría que estudiar este asunto  empíricamente: es un problema de la sociología de la filosofía, iniciada en Argentina por José Ingenieros) .La fenomenología y su descendiente, el  existencialismo, fueron importados a los EE .UU .hace sólo una veintena de  años, medio siglo después que a Argentina. A propósito, uno de los motivos  de mi emigración fue el incremento de ambas escuelas.

Pregunta

¿La abundancia de libros New Age , en la Argentina hemos tenido desde hace varios años una invasión, ha contribuido a agravar este estado de cosas?

Respuesta

New Age es el complemento popular del macaneo académico. Es un puchero de  supersticiones viejas y nuevas, y un gran negocio editorial. Se difunde  tanto más cuanto mas decae la cultura científica y cuanta más gente se  siente defraudada por las religiones tradicionales.

Pregunta

Teniendo en cuenta su experiencia en otros ámbitos académicos ¿qué diferencias en cuanto al pensamiento, encuentra entre los científicos e intelectuales argentinos que trabajan dentro de las universidades y los de otros países de hemisferio norte?

Respuesta

No hay diferencias en las maneras de pensar entre científicos argentinos  y científicos de países adelantados, porque la ciencia es universal. La única  diferencia notable es la de medios de investigación, en particular  laboratorios y bibliotecas. Argentina aún tiene investigadores de primera
línea, pero que trabajan en instituciones de tercera. Son, junto con los  maestros, enfermeros y villeros, los héroes del momento.

(c) Araceli Otamendi 

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Entrevista a la escritora María Cristina da Fonseca -archivo


Esta entrevista fue publicada en la revista Archivos del Sur hace varios años. 
Conocí a María Cristina da Fonseca a través de otras escritoras. Hacía varios años que vivía nuevamente en su país, Chile, después de haber estado exiliada en Venezuela debido al golpe militar del General Augusto Pinochet  que derrocó al Gobierno de Salvador Allende.
Cristina viajó varias veces a la Argentina y participó en mesas redondas que organicé y coordiné con la revista Archivos del Sur en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Pocos años después Cristina da Fonseca murió en Chile, en el año 2006, debido a una enfermedad. 
Hoy 11 de septiembre de 2019, aniversario del derrocamiento del Presidente Salvador Allende, publico nuevamente esta entrevista en el blog de entrevistas de la revista. 

-----------------


María Cristina da Fonseca es escritora y abogada criminóloga.
Estudio en la Universidad Católica de Chile y en la Universidad de París.
Reside en Santiago de Chile. Fue asesora del gobierno de Salvador Allende. Residió en Venezuela durante varios años. Ha publicado numerosos libros de relatos y novelas para niños y adultos.



(Buenos Aires/Santiago de Chile) Araceli Otamendi






¿Cuándo empezaste a escribir y por qué?


Empecé a escribir y publicar bastante tarde en el 1993.El oficio de vivir me tenía muy ocupada . Había mucho mundo que ver antes de ponerse frente al papel.


¿En qué te inspirás cuando escribís ?


Generalmente invento mis argumentos. En ellos le doy más cabida a la imaginación que a la realidad. La realidad no me gusta por eso quisiera no reproducirla.


¿Por que escribís para niños?


Creo que ellos, de todos los lectores, son los más importantes. Y hay que cuidarles su visión encantada del mundo y darles la posibilidad de ser felices aunque sea por un instante con sólo abrir un libro.Tuve con motivo de las celebraciones de Hans C.Andersen, la posibilidad de participar en ellas, en las que tomaron parte también Isabel Allende y el futbolista Iván Zamorano, haciéndome cargo de las adaptaciones del escritor danés.


Obtuve grandes satisfacciones con mi participación.


Estuviste exiliada muchos años en Venezuela, ¿Qué incidencia tuvo eso en tus obras?


Tuvo una incidencia primordial. Sin la naturaleza y exuberancia de Venezuela yo nunca habría escrito cómo y lo que he escrito. Literariamente vivir Venezuela fue decisivo para mi.


¿Qué es lo mejor y lo peor de la literatura latinoamericana actual?


Es buena la irrupción de las mujeres  en nuestra literatura, ya era hora de quitarle la palabra a los varones latinoamericanos que si uno repasa bien sus obras, parecen no haber tenido más experiencias que en casas de prostitutas. Lamentablemente muchas  mujeres no son realmente escritoras ni dan una visión enriquecedora de nuestras realidades y más bien repiten una serie de clichés proclamados y difundidos por nuestros pobres medios de comunicación. En cuanto a los varones parecen regodearse en pintar la desolación y desesperanza pensándose siempre  como ciudadanos condenados a vivir en un infierno no industrializado. Como si el paraíso industrializado existiera. Toman a la literatura como un diario de quejas. De esto, claro, tienen responsabilidad la industria editorial que impone temas que juzga vendibles a corto plazo.


¿Qué te gusta leer?


Busco leer lo que se produce en Latinoamérica, primero para acercarme a nuestros propios pensamientos, creo que no tenemos necesidad de que se nos diga lo que tenemos que pensar.


¿Sentís  que sos libre de escribir y publicar lo que te gusta?


Absolutamente, aunque siempre tengo que convencer a mi editor para que  publique la obra resultado de mi libertad y propio pensamiento. Cuesta más, pero felizmente se logra.

(c) Araceli Otamendi- todos los derechos reservados.

domingo, 24 de marzo de 2019

Entrevista al escritor norteamericano William C. Gordon - archivo





(Buenos Aires) Araceli Otamendi

Conocí a William Gordon en Buenos Aires, cuando vino a presentar su novela policial  Duelo en Chinatown en 2006  y lo entrevisté para Archivos del Sur. Ahora,vía correo electrónico lo entrevisté a raíz de la publicación en español de su nueva novela El rey de los bajos fondos  por la editorial ElAndén y presentada por el autor recientemente en España. Es posible que elautor viaje a la Argentina próximamente – aunque todavía está sin confirmar la fecha -  a presentar la nueva novela en Buenos Aires. El rey de los bajos fondos es una historia policial que protagoniza el detective Samuel Hamilton, quien entra en un mundo sórdido de venganzas antiguas y violencia. La novela se sitúa en la ciudad de San Francisco en los años sesenta.


Pregunta:-¿Cómo nació la historia de la novela El rey de los bajos fondos?
¿está basada en algún hecho real?

Respuesta: - La historia está realmente basada en varias historias que oí durante años. Primero, el título fue tomado de un artículo que leí en Los Angeles Times hace aproximadamente 25 años, título que dio el nombre  a El rey de los bajos  fondos. Era sobrela batalla entre los mexicanos  y los negros para el control del comercio del lustre de zapatos en Palm Springs, California. La idea de la historia es que ellos luchan por lo más bajo de la escala. ¿Qué consigue el trabajador lustrando un par de zapatos? No mucho. Sé que  cuando yo tenía siete,  ocho años solía lustrar zapatos en el centro de Los Angeles por diez centavos el par.
Entonces recordé un artículo que leí en el periódico de un adolescente armenio que le pegó un tiro y mató al Cónsul  general turco en Los Angeles hace varios años para vengar  el Genocidio de los Armenios cometido por  Turquía durante la Primera guerra mundial.
Hace aproximadamente tres años yo encontré en el periódico que algunos emprendedores de negocios de bienes raíces  quisieron asentarse en Point Molate  en Richmond, y desarrollarse ahí. Estaba muy contaminado  porque hubo una refinería de petróleo allí durante muchas décadas. Su idea era
cavar pozos muy profundos en la tierra contaminada y poner  respiraderos en la capa inferior  para ventilar las sustancias tóxicas de la tierra. Pensé que esto era una idea  estúpida de la que yo alguna vez me había enterado. No sólo ellosperjudican  la salud de cualquiera que  compre uno de su condominios,  la bahía entera el área recibiría los vapores. Tres días después Christopher Hitchens vino para entrevistar a Isabel por el 25 aniversario de la publicación de La Casa de los Espíritus en inglés. Él había escrito la revisión del original para la revista Vanity Fair. Él trajo a su esposa, ella es americana  Le conté lo que yo había leído en el periódico acerca de Point Molate y  ella entonces me explicó que los armenios poseyeron todos los vertederos tóxicos de Los Angeles. Ellos tomaron los empleos que nadie quería  y se han hecho muy ricos en el proceso. Y desde luego he visto a trabajadores mexicanos dañados con severidad  por exposiciones químicas durante muchos años.


Pregunta:-En su trabajo de abogado ha defendido a trabajadores mexicanos inmigrantes ilegales. Yo quisiera saber si hace tiempo o actualmente es más fácil que recaigan las sospechas de un delito en un trabajador inmigrante que sobre alguien nativo de su país.

Respuesta:-Desde luego. Ellos son la presa fácil. Ellos no hablan el idioma y no conocen el sistema o las costumbres. Ellos fácilmente pueden serintimidados y allí se encuentran  muchas convicciones injustas e injustificadas para acusarlos a ellos por crímenes que ellos nunca cometieron.
He representado a algunos  y he tratado de corregir las injusticias que ellos han sufrido. No una tarea fácil, le aseguro.


Pregunta:- ¿Está usted de acuerdo con lo que dice Tom Wolfe acerca de la novela estadounidense,
que ésta debe estar basada en la observación de la realidad para mantenerse viva?

Respuesta: - Sí, y trato de conectar de algún modo la realidad  en todas mis historias. Esto
les da una aureola de credibilidad. Recuerde que la realidad es extraña y más verdadera que la ficción. La ficción solamente permite  acentuar eso.


Pregunta:- En esta novela aparecen personajes y lugares que ya antes habían aparecido en su primera novela. ¿Es su intención hacer una especie de serie de novelas policiales?

Respuesta: - Sí, es la idea que proyecto para  el futuro,  crear una serie de historias con Samuel Hamilton como el protagonista, rodeado de un grupo de personas que le ayudan porque es común el tropiezo, la  dificultad de un principiante algo vago  como él.


Pregunta: - ¿Cuánto tardó en escribir esta novela?


Respuesta: - Me llevó alrededor de 2 años. Recuerde, tengo un montón de otras cosas que hacer, entre los de llevar las maletas de mi esposa Isabel Allende, y ahora además tengo  un montón de otras  exigencias para hacer la promoción, ya que mi primera  novela fue editada en 7 idiomas
y que pronto serán  nueve y ahora mi segundo libro ha iniciado su propio recorrido.


Pregunta: -  ¿Cuando empezó a escribir el libro ya tenía el plan de la escritura y sabía el final?

Respuesta: -No, yo no trabajo de esa manera. Tengo una idea general de cómo empezar y de alguna manera durante el transcurso de la escritura, pero luego descubro algo que cambia todo lo que estoy haciendo o un personaje despega y me lleva en una dirección, que no esperaba ir. Eso es lo que me pasó cuando fui abogado y es algo  realmente divertido de la escritura, nunca se sabe cómo va a terminarhasta  algún momento en el medio o hacia el final del libro


Pregunta: - Consultó usted con su esposa, la escritora Isabel Allende, algún tramo del libro?


Respuesta: - Sí, Isabel y yo hablamos de todo, el trabajo de cada una de las escenas   a medida que se
avanza en la escritura del libro  y, por supuesto, de  los personajes.


Pregunta: - ¿Lo inspiran para escribir las novelas de Raymond Chandler?


Respuesta: - Sí, entre otros.


Pregunta: - ¿Qué autores de novela policial está leyendo
actualmente?

Respuesta: - Siempre he sido un fan de Arthur Conan Doyle, por supuesto, es la primera parada para cualquier escritor de misterio, pero el maestro de la orden en la vida moderna es Earl Stanley Gardener. Cuando era joven, lo leí mucho. Y no se olvide de Ellery Queen, en realidad  la revista  para los lectores de historias dedetectives Ellery Queen’s Mystery Magazine (EQMM)). Dashiell Hammett no se puede dejar fuera, pero realmente William Somerset Maugham es el escritor
que me recordó que la historia es lo más importante para los escritores de cualquier libro.

Pregunta:-  .¿Se leen muchas novelas policiales en su país Estados Unidos?


Respuesta: - Sí, son muy populares




------------------




© Araceli Otamendi – Archivos del Sur – 2008 – Todos los
derechos reservados









William Gordon:


El abogado, ex-propietario de un bar y ex-oficial del Ejército de los Estados Unidos William Gordon publica su nueva novela policial: El rey de los bajos fondos por la editorial El Andén.
La trama de El rey de los bajos fondos es la siguiente:

Una nebulosa mañana aparece el cadáver mutilado de un próspero empresario colgando en el portón de su vertedero de sustancias tóxicas. El implacable dedo de la ley apunta a los trabajadores
mexicanos ilegales, pero Samuel Hamilton, reportero policíaco con nariz de sabueso e incansable tenacidad, decide investigar por su cuenta. Samuel entra en un mundo sórdido de venganzas antiguas y violencia. Una vez más William C. Gordon nos presenta una novela situada en San Francisco en los años sesenta, que atrapa al lector desde las primeras líneas y mantiene el suspenso hasta el
final.



martes, 12 de junio de 2018

Entrevista a Gustavo Tisocco, médico y poeta por Araceli Otamendi


Gustavo Tisocco, médico y poeta




(Buenos Aires)

En la literatura argentina hay una tradición de médicos y poetas como por ejemplo Baldomero Fernández Moreno, Ricardo Gutiérrez y Eduardo Wilde.
El poeta Gustavo Tisocco, a quien conocí en  las Jornadas de poetas nacionales e internacionales en Rosario que se realizaron durante los pasados 7, 8 y 9 de junio es además médico neonatólogo.
Oriundo de Mocoretá, Provincia de Corrientes, en muchos de sus poemas se refleja el arraigo y el amor por su lugar de nacimiento donde creció. Si bien vive en la ciudad de Buenos Aires, regresa seguido a su lugar natal.
En dichas jornadas se realizó un reconocimiento a este poeta, creador además del blog
"Mis poetas contemporáneos",  donde estuvieron presentes sus padres, familiares, compañeros de escuela que viajaron especialmente y muchos amigos escritores y participantes de las jornadas.
El reconocimiento a Gustavo Tisocco,   en el marco de las Tres jornadas de poetas se desarrolló
con alegría, amor y amistad y hubo mucha emoción.
En esta entrevista realizada en video, el poeta dice: "la poesía es como la savia de los árboles, 
un árbol sin savia se secaría" y agrega: "la poesía es la salvación, es la forma que tengo yo de expresar
mis sentimientos, mi vida...". Actualmente está escribiendo una novela.

(c) Araceli Otamendi

blog de Gustavo Tisocco

http://poemasdegustavotisocco.blogspot.com/

Mis poetas contemporáneos

http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/

http://mispoetascontemporaneos2.blogspot.com/



blog de Gustavo Tisocco
http://poemasdegustavotisocco.blogspot.com/

Entrevista a Nerina Thomas, poeta y organizadora de Tres jornadas de poetas nacionales e internacionales en Rosario


(Buenos Aires)

Nerina Thomas, poeta rosarina, organizadora de las Tres Jornadas de poetas nacionales e internacionales en Rosario, organiza encuentros de escritores desde hace unos veinte años.
Me invitó a participar en estas jornadas  que se hicieron durante los días 7. 8 y 9 de junio.
Durante el encuentro, conocí a escritoras y escritores que compartieron sus poemas con respeto, en un clima ameno. Además expuso sus pinturas el escritor y artista plástico rosarino José Luis Parodi, hubo música y canto a cargo de Sonia Gallardo y Alfredo Morelli y en el cierre de las jornadas participó la Orquesta Infanto- Juvenil de La Tablada, Rosario, dirigida por Carlos Golfeld.
En el centro de las jornadas se hizo un reconocimiento al médico y poeta Gustavo Tisocco, junto
con sus familiares, compañeros de escuela que viajaron especialmente  desde Mocoretá, Corrientes, 
y amigos escritores. Una pareja de bailarines bailó chamamé, la danza típica de Corrientes y parte del litoral.
Hubo comidas, hubo brindis, y se compartieron buenos momentos.
En esta entrevista, Nerina Thomas habla de su experiencia en la organización de jornadas de escritores y de la poesía:

"La poesía eleva, te ayuda a caminar, a sacar de adentro lo que hay, sacar, transmutar
y seguir honrando la vida"
Ver video:
https://www.youtube.com/watch?v=09ko19rSa30&t=14s




poema de Nerina Thomas en:
http://mispoetascontemporaneos2.blogspot.com/



sábado, 12 de agosto de 2017

Entrevista al profesor y crítico de arte Julio Sánchez- archivo

Julio Sánchez


(Buenos Aires) Araceli Otamendi  

Esta entrevista al profesor y crítico de arte Julio Sánchez fue realizada en diciembre de 2002 y publicada en la revista Archivos del Sur, cuando el soporte digital de la revista era únicamente el portal www.quadernsdigitals.net, donde se inició, cuando todavía no se publicaba en blogs. Con el transcurrir del tiempo y algunos cambios técnicos del portal, muchas de las notas publicadas ahí cambiaron la configuración, otras no figuran ahí por falta de espacio. Además, la difusión de la revista fue incrementándose y hubo que publicar en distintos blogs temáticos para ordenar las notas y hacer más accesible la lectura. Dado que la revista Archivos del Sur no tiene publicidad ni subsidios de ningún tipo, tengo que hacer la edición sin colaboradores, con lo cual resulta difícil seguir adelante día a día y retomar lo que ya se hizo, para que no se pierda. 
De manera que se irán publicando al ritmo que pueda, otras entrevistas realizadas y publicadas en su momento que aún no están en este blog. 

Entrevista al profesor y crítico de arte Julio Sánchez

(Buenos Aires) Araceli Otamendi 

             Julio Sánchez es uno de los críticos de arte más prestigiosos de la Argentina. Es curador independiente, se especializa en arte del siglo XX, es docente en la Universidad Nacional de Tres de Febrero y fue profesor en New York University. Viaja permanentemente por el mundo y está al día con las muestras más importantes. Entrevistar a Julio Sánchez es ponerse al día con lo que está pasando actualmente en el arte en la Argentina y en los países centrales, la importancia de su visión crítica y su formación académica juegan un papel esencial. Lo entrevisté en exclusiva para Archivos del Sur en su departamento del barrio de Montserrat, en el mes de diciembre de 2002. La entrevista se hizo en el balcón poblado de plantas con flores, con el paisaje de fondo  de un enorme jardín interno adonde dan las ventanas del edificio donde vive, un oasis en medio de la megaciudad.


Araceli Otamendi:- Ángel González, profesor y crítico  español, quien ganó el Premio Nacional de Ensayo 2001 en España por su libro “El resto. Una historia invisible del arte contemporáneo” dice en un reportaje que “el arte se ha convertido en la mercancía más superflua pero también hay que pensar que es la mercancía más ruinosa de la historia. El arte es una mercancía subvencionada, que ha sobrevivido en el siglo XX a través de fortísimas inversiones públicas y privadas, a veces de una generosidad suicida, ha sobrevivido gracias al sacrificio de millones de personas”. ¿Cuál es tu opinión acerca de esto?


Julio Sánchez:- La visión de  González es la de un historiador, de  un crítico de arte de una sociedad opulenta, decir eso en la Argentina sería insostenible. Eso puede suceder en países opulentos como  Francia, España o Alemania, que en este momento tienen millones de euros para organizar grandes muestras, publicar catálogos, organizar retrospectivas o comprar obras de arte para museos. Se trata de una realidad muy alejada de la nuestra. Nuestro Museo Nacional de Bellas Artes no compra obras hace años, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, el MAMba, les pide donaciones a los artistas, algo que en Europa es impensable. Estaba almorzando hace unas semanas con Okwui Enwezor, el director de la última “Documenta”, y él me preguntaba si los coleccionistas argentinos donaban sus obras a los museos y hubo carcajada general en toda la mesa. Porque los que cargan con el sacrificio del que habla  González son los artistas.

A.O: -Estamos hablando de lo que ocurre en la Argentina.

J.S.: -Sí. Es algo inverosímil para un ciudadano del primer mundo que un artista tenga que donar su obra al museo para que éste pueda sostener una colección de arte contemporáneo. Los coleccionistas europeos compran obra y la donan  a los museos. Esa afirmación de González que vos mencionaste me parece tan lejana a nuestra realidad.

A.O: -¿Cuál es el arte subsidiado  en la Argentina? 

J.S.:-Ninguno. Los Museos no compran. Te voy a dar un ejemplo, una muestra espectacular que se llamó Arte y Política en los ´60 en el Palais de Glace, duró un mes, en Europa o Estados Unidos, una muestra así dura como mínimo cuatro meses. Y te diría unos seis meses de promedio. Fue una muestra muy importante. Después vino la muestra de Raúl Soldi, auspiciada por un marchand, Ignacio Gutiérrez Zaldívar. La muestra Arte y política en los ´60 estuvo auspiciada por la Fundación Banco de la Ciudad de Buenos Aires, presidida por Aníbal Jozami que elige bastante bien. Es absurdo que semejante muestra con semejante documentación, con un catálogo impresionante dure un tiempo tan corto.

A.O:-En “Archivos del Sur” publiqué una nota sobre esa muestra.

J.S.:-Realmente fue una muestra impresionante, yo quería ir con mis alumnos y no me dio el tiempo para  llevarlos.

A.O.:-Me pareció un poco insólito el poco tiempo que duró Arte y política en los ´60.

J.S.:-Es una lástima, porque la muestra se hizo en forma muy seria y además en el Palais de Glace dirigido por Carlos Santana*, que es una personalidad de la cultura que proviene del peronismo y siempre se ocupó de estos temas; se pensaba que iba a apoyar esta muestra y duró tan poco. Entonces me pregunto cuál es el arte subsidiado. Puede ser que eso que dijiste al principio suceda en el primer mundo pero acá...

A.O.: -¿Qué opinión tenés del caso Malba, el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires que proviene originalmente de la Colección Costantini?

J.S.: -El Malba es una muy buena colección de un señor que la hizo pública. Y ahora el Malba se ha convertido en un elefante blanco que nadie sabe cómo sostener, pero de todos modos es un milagro que lo tengamos. Inauguró en septiembre del año pasado y en diciembre fue la gran debacle. Cuando vos entrás al Malba y encontrás ladrillos transparentes, el mármol que hay en las escaleras y multiplicás por lo que sale hoy en día, parece el sultanato de Brunei.

A.O.:-Y sí.

J.S.:- Ahora el Malba tiene que promover cursos y otras actividades para poder sustentarse, parece un absurdo que después de una inversión tan lujosa no se pueda sostener. Pero Costantini de alguna manera subsidia, compró obras.  Cuando se hacían los Premios, eran premios adquisición. Y ahora están apoyando producciones de artistas contemporáneos e invitan a curadores, esto es una forma de subsidio. Es un caso único en la Argentina.

A.O.- Sí, y además es un referente cultural porque ahí se hacen casi todas las presentaciones de libros importantes o cuando viene un escritor como Paul Auster también se presenta en el Malba.

J.S.:-Porque tiene un auditorio lujosísimo, bien equipado. Hay buenos ciclos de cine. Es un buen lugar, yo te diría que es un caso único y es una iniciativa privada. En los museos públicos tengo colegas que a veces no cobran ni siquiera su salario, entonces hay que pensar que si un empleado no cobra su salario cómo le va a comprar obra un museo a un artista. Volvamos a lo que decía Ángel González, al principio de la entrevista. No sé a qué se refiere con que “el arte ha sobrevivido gracias al sacrificio de millones de personas”.

A.O.:-Pienso que se refiere a que a partir de los impuestos, del dinero público que se reinvierte en los museos y en la promoción artística.

J.S.:-Yo creo que si fuera así, ocurre en los países del primer mundo.

A.O.:-Ángel González es español.

J.S.:-Sí, es una opinión válida pero no se puede sostener en la actual realidad Argentina. Con respecto al tema de la mercancía del que habla González, es otro fenómeno del primer mundo. Por ejemplo, en la década del ´90, en Argentina hubo una producción de instalaciones y objetos, como nunca hubo en ningún momento de la historia del arte argentino. Y eso fue gracias a que no había mercado. Es decir, los artistas podían producir lo que querían porque sabían que nadie se la iba a comprar. El mercado condiciona la producción artística, porque algunos artistas hacen obra para poder vender, aunque no en todos los casos, claro.

A.O.:-El artista lo que quiere es vender su producción.

J.S.:-Por supuesto y es lo que corresponde. A pesar de que en los ´90 había una gran afluencia de dinero, existía la política de paridad del dólar y del peso uno a uno, a pesar de ser un artificio, existía un flujo de dinero; pero lo que no había era educación para comprar arte.

A.O.:-Estamos hablando de Argentina.

J.S.:-Sí. No había y actualmente sigue sin haber.

A.O.:-¿No hay educación para ser coleccionista o invertir en arte la Argentina?

J.S.:-Han surgido muy pocos coleccionistas, hay que reconocerlo, en esa época  que se han enriquecido con operaciones financieras. Grüneissen es el ejemplo más visible, quién compró la cadena Yenny-El Ateneo. Es un coleccionista importante que adquirió visibilidad. Después hay otros coleccionistas que se preocuparon más por tener visibilidad que por comprar buena obra. Estos últimos cada vez que compraban una obra aparecían en todas las revistas de chismes. Ese es el juego social del arte, esto de aparecer, ir al cocktail y comprar obra pero sólo para aparecer en las revistas.

A.O.:-Para ser noticia.

J.S.:-Una noticia efímera. También hay coleccionistas muy buenos de perfil muy bajo. Pero en general no hay educación, porque los coleccionistas deben ser educados, hay muy pocas excepciones. Tienen dinero pero no tienen el tiempo para informarse, viajar, ver muestras, leer. Eso es una tarea.

A.O.:-Volvamos a los ´90 donde se produce la mayor cantidad de instalaciones y arte de objetos.

J.S.:-Sí, en la década de los ´90 hubo una muy buena producción artística no condicionada por el mercado.

A.O.:-Eso es saludable para el arte y para los artistas.

J.S.:-Claro que sí. En épocas así el artista dice lo que tiene que decir sin condicionamientos y en los ´90 hubo una gran proliferación de espacios alternativos ya que la política cultural estatal estaba al garete, no tenía conducción y cada uno hacía lo que quería, entonces empezaron a surgir espacios alternativos donde no había luces, ni catálogos ni casi nada pero sí había una muy buena producción artística que después tomaron para sí las instituciones como la Fundación Banco Patricios, el ICI, la galería Ruth Benzacar, entonces esas producciones pasaron a ser parte del establishment. Creo que eso es bueno. Ahora, es peligroso transpolar a nuestro contexto esas visiones del primer mundo que vos citaste al principio; la realidad es completamente distinta y mucho más en el arte, te diría que muchísimo más. El contexto socio-cultural ya es distinto y la producción artística lo es aún más.

A.O.:-Como “Archivos del Sur” está en un portal de Valencia, la revista se lee también en España, en Italia y otros países de Europa, por eso se me ocurrió preguntarte acerca de la opinión de un crítico español.

J.S.:-Por eso hice la distinción entre la producción del primer mundo y la nuestra.

A.O.:-Pasando a otro tema, ¿qué pasa con los espacios alternativos? Algunos se mantienen, como el de “Boquitas Pintadas”? por ejemplo.

J.S.:-Boquitas Pintadas es un “pop hotel” que se creó hace pocos años, es más nuevo, de todos modos han surgido otros espacios nuevos como “Sonoridad Amarilla”, “Belleza y Felicidad”, etc. Estos espacios alternativos ahora son captados más rápidamente por el establishment. Lelé de Troya fue un lugar que inauguró en mayo o junio de este año, ya participó en ArteBA y en Expotrastienda, las dos ferias de arte de Buenos Aires.

A.O.:-Es decir que inmediatamente el establishment capta los espacios alternativos.

J.S.:-Sí, por supuesto siempre hay una figura que está adentro del directorio y que conoce a alguien de los nuevos espacios. Esto es el sistema latino de relaciones y creo que en otras partes del mundo también pasa lo mismo. Al estar en ArteBA y en Expotrastienda se asimilan más rápidamente al establishment y pero también pueden desaparecen más rápidamente. Hay algunos lugares como “Sonoridad amarilla” que cambiaron el perfil porque no se dedican a descubrir nuevos valores, entiéndase jóvenes, sino que rescata a gente como Alfredo Prior, Osvaldo Monzo, Pablo Suárez, Remo Bianchedi, que son históricos del ´80 y en el caso de Pablo Suárez de antes aún, y estos artistas mostraron sus obras en ese lugar y me parece más saludable todavía porque en general se asimila el espacio alternativo con jóvenes y con Sonoridad hubo un quiebre, porque es un espacio alternativo pero da lugar también a otros valores que no son los jóvenes.

A.O.:-Pasando a otro tema, te quiero preguntar acerca de Martín Creed que expuso en la Tate Gallery de Londres, ganó el Premio Turner por una “instalación” en una sala vacía con luces que se encendían y se apagaban a intervalos regulares de cinco segundos, según leí en una nota, algunos juzgaron que se trataba de una provocación del estilo de Marcel Duchamp ¿qué opinión te merece este tipo de arte?

J.S.:-Martín Creed es un muy buen artista, hay un coleccionista argentino que ha comprado una obra de él. No conozco particularmente esta obra que mencionás. Pero hay que tener en cuenta que en muchas obras de Creed  hay un desplazamiento de lo visual a lo perceptual. En este momento en la Bienal de Arte de Buenos Aires hay una obra de un artista coreano, es un espacio redondo, que visualmente dice muy poco, hay imágenes de Buda con elementos muy cotidianos colgados de una pared curva, pero cuando vos te metés adentro de la obra, ésta tiembla, te sentís en un terremoto. Si vemos obras como esta en reproducciones, sea foto o video, nos quedamos con la mitad de la obra. La otra mitad es un conjunto de sensaciones que incluye el cuerpo, olores, gustos. Entonces algo puede ser visualmente muy pobre pero perceptualmente ser muy rica.

A.O:-En la nota que leí sobre la instalación de Martin Creed no lo especifica.

J.S.:-Te doy el ejemplo de James Turrell trabaja con formas perceptuales, es uno de los artistas más importantes del momento, pero visualmente la obra te dice muy poco, se ve como un plano de color, no más.

A.O.:-Ahí estaría la renovación en el arte, en lo perceptual.

J.S.:-Y eso es muy importante, da por tierra con toda esta teoría benjaminiana de la desaparición del aura de la obra. Acá la obra recupera el aura, porque si no estás adentro de la obra, con el cuerpo presente, te la perdiste.

A.O.:-No sería entonces sólo ver la obra.

J.S.:-Es estar, y esto es lo que provocaron las instalaciones, exigían que el espectador ponga el cuerpo, tenía que estar ahi, y no era lo mismo ni fotografiar la obra ni verla en video ni en ningún tipo de reproducción. Eso es bueno porque exige poner el cuerpo y no la situación cómoda de hacer zapping cultural en una revista internacional. Creo que es bueno volver a poner el cuerpo delante de la obra.

A.O.:-Es interesante, poder producir cambios, tal vez un efecto.

J.S.:-Sí, porque a mí me pasa, soy historiador del arte y doy clases, cuando muestro obras de arte contemporáneo elijo las que he visto y me han emocionado. Para tomar un ejemplo, puedo citar a Félix González Torres que trabaja con ristras de luces. Visualmente es poco, apenas un cable con varios foquitos pero cuando uno lo ve en un rincón del museo, se topa con el nido de luces ahí en el piso, uno se acerca y siente el calor que emana de esa obra; se producen cosas. Pero cuando ves la obra en una reproducción, en una foto no. Te estoy hablando de una de las obras más simples que hay, Turrell es más complejo, porque trabaja la luz, la oscuridad. Con la obra de Félix González Torres  uno siente calor y afecto en el propio cuerpo a través de una obra de arte.

A.O.:-Produce efectos.

J.S.:-Sentís esa cosa de calidez que él busca.

A.O.:-Sensaciones distintas, tal vez esa sea la función del arte, provocar otras sensaciones.

J.S.:-Yo creo que sí, yo creo que esa es una de las funciones más importantes del arte, de expandir las fronteras del conocimiento a través de otro lugar que no sea la razón. Y ese otro lugar puede ser el cuerpo, que conoce, que es instintivo. Pensemos que nosotros somos parte de la naturaleza, los animales tienen instinto y nosotros también tenemos un  instinto que ha sido sepultado por todos estos siglos de cultura, entonces en un momento el arte te hace recordar que uno es instintivo también y que no solamente razona. Creo que esa es la corriente del arte más valiosa. Después está lo otro que son los premios, acceder a la bienal, ya no hablamos de “artista” sino de “carrera de artista”, son cosas distintas. El artista hace arte; después hay una subespecie de artista que es el que hace la carrera de artista. Es el que te da a leer el currículo y ganó cientos de premios y expuso en cientos de lugares prestigiosos y vos ves la obra y no te provoca nada.

A.O.:-Es como un artista asimilado al sistema de premios y todo eso.

J.S.:-Es el que se vende y que es caro y la gente te pregunta ¿este tipo por qué es tan caro? Y la respuesta sería: es caro porque hay que lavar dinero por alguna parte, por que la obra no lo merece, no es correlativa con el precio. No se puede decir que la mejor obra es la más cara, en general la obra más cara es sólo eso y no necesariamente la mejor. La mejor obra pasa por otro lugar, no por el mercado del arte.

A.O.:-Me has nombrado unos cuantos artistas argentinos, ¿podrías mencionar algunos?


J.S.:-En los Estudios Abiertos de San Telmo y Montserrat, organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, fue interesante ver una tendencia en muchos artistas más jóvenes. Los Estudios son algo así como espacios alternativos oficializados que duran un fin de semana, dos o tres. En el último que hubo en los barrios de San Telmo y Montserrat fue muy interesante ver cómo los artistas trataban temáticas sociales. Arriesgaría a decir hubo entre un sesenta o setenta y cinco por ciento de artistas que aludieron a la debacle económica, social y cultural que se produjo en todo el país. En un punto me parece bien, porque venimos de una década menemista de arte light, muy anodino -que todavía se mantiene-, pero a la vez se hace cada vez más fuerte la toma de conciencia de vivir una realidad social espinosa. También hay que ver la contracara, que es especular con todo esto, porque en este momento todos los diarios hablan del hambre en Tucumán, y esto no ocurre ahora sino que viene desde hace diez o quince años.

A.O.:-Y más tiempo también.

J.S.:-A mi personalmente me tocó vivirlo a principios de los ochenta. Yo estaba en Jujuy fui para una fiesta popular, de la Pachamama, y yo vi morir en un hospital un chico desnutrido. Cuando ves un montón de gente llorando porque se murió un chico y vos le preguntás de qué se murió y te contestan: de hambre, es algo muy duro. Pero no es de ahora, es de siempre. Por eso te digo de que los artistas se den cuenta ahora de que estemos sufriendo una realidad dura tal vez es un poco especulador.

A.O.:-Puede ser.

J.S.:-Pero también me parece bien que se ha postergado esa actitud de arte light, basta de el arte por el arte. Hay cierto revisionismo histórico que apuntala esta tendencia, como la muestra Arte y Política en los ´60 que mencionamos antes y trabajos serios como los libros publicados por Andrea Giunta y el otro de Ana Longoni y Mariano Mestman. Lo que más interesante de esta situación de crisis como la que estamos viviendo es que se produce una depuración de las expresiones artísticas. Antes había mucho espacio alternativo y había mucha producción artística. Todos querían hacer arte y todos querían mostrar porque había lugares a patadas y ahora la cosa cambió. Muchos lugares desaparecieron y ahora produce arte sólo el que tiene necesidad de producir arte, no el que tiene tiempo y dinero. Eso me parece una muy buena depuración.

A.O.:-Queda sólo el arte comprometido.

J.S.:-Sí, o más bien el que se compromete con el arte; y hace arte solamente el que tiene una gran necesidad. Se ha dicho y con razón que las mejores producciones artísticas no nacen en tiempos de opulencia, sino en las grandes crisis.

A.O.:-Pasando a otro tema, ¿en qué muestras importantes estuviste este año?

J.S.:-Estuve en la Bienal de San Pablo, en la Documenta de Kassel, fui a Francia, recorrí museos y galerías.

A.O:-¿Te pareció interesante alguna muestra en Europa?

J.S.:-Creo que los europeos son opulentos, pero no sé si están produciendo grandes obras. Lo que sí me gustó fue la reválida de los artistas más tradicionales que en su momento fueron muy discutidos y ahora ya se convirtieron en maestros como On Kawara, un artista japonés radicado en los Estados Unidos hace muchos años, lo que presentó en la Documenta fue soberbio, pero la producción joven es una bastante pobre.

A.O:-Es un poco lo que vos decías antes, que la crisis aquí en Argentina hizo surgir al verdadero artista, al artista comprometido y la opulencia a lo mejor es lo que achata un poco.

J.S.:-Yo creo que es así, que las sociedades opulentas nunca dieron grandes artistas, las sociedades en crisis, sí. Creo que no vi cosas muy interesantes en Europa, también dejé de leer revistas norteamericanas y europeas porque me aburre todo lo que veo. Cuba sí es un país que está produciendo genios, realmente genios que hacen arte con nada, arte que te emociona y que te dice cosas. Los cubanos no son de una sociedad opulenta, todo lo contrario, yo creo que tienen la mejor producción artística del continente.

A.O.:-¿Últimamente viste arte cubano?

J.S.:-En el 2000, durante la Bienal de La Habana. Brasil también produce muy buenos artistas. Ellos tienen otros estatus económico pero sobre todo una política cultural muy bien dirigida. Tienen museos importantes, bienales como la tradicional de San Pablo, y la más reciente de Porto Alegre; construyen museos como el que hizo Niemeyer en Niteroi, y en general la producción brasileña es muy buena.

A.O.:-Vi “El hilo de la trama” en el Malba, este año. Me pareció lindísima.  

J.S.:- Ahí tenés un ejemplo de muy buena producción que no viene de Europa.

A.O.:- Cuando vino a Buenos Aires la Subsecretaria de Promoción Cultural de la Generalitat Valenciana, Consuelo Ciscar Casabán, la entrevisté y me dijo  que actualmente hay 270 muestras de arte español por todo el mundo.

J.S.:-Los españoles han hecho una inversión muy fuerte en la construcción de museo, por ejemplo en Valencia, Badajoz, el Guggenheim de Bilbao, que es el punto más alto. El museo lo que sostiene la estructura del arte. Aquí en Buenos Aires lo único que se construyó fue el Malba y es el único y primer edificio que fue concebido como museo. El Museo Nacional de Bellas Artes era depósito de aguas de Obras Sanitarias, el Museo de Arte Moderno era una tabacalera, el Palais de Glace era una pista de patinaje.

A.O.:-Y el de Arte Decorativo era una residencia.

J.S.:-Sí, entonces tenemos el Malba que es el primer museo construido con ese fin, los españoles tienen museos a rabiar y la producción de catálogos que tienen son fantásticos.

A.O.:-Son libros.

J.S.:-En este momento los catálogos de arte son mucho más importantes que los libros de arte. Los catálogos hechos en España son muy lujosos, se nota que hay una inversión económica importante. En Europa, durante los ´80 y en todos los ´90 se levantaron muchísimos museos, como la Tate Modern, en Londres, el museo de Sttutgart que hizo James Stierling . En el ´92  hice un viaje muy largo por Europa y recorrí todos los museos que había en ese momento, todos eran nuevos. Diez años después se siguieron haciendo museos en toda Europa.

A.O.:-Siguen invirtiendo...

J.S.:-Sí, siguen invirtiendo en la institución cultural pero ¿qué pasa con la producción artística?

A.O.:-¿Qué pasa con la formación artística en Europa?

J.S.:-El museo está, pero la pregunta es ¿qué ponemos adentro? Por suerte se empiezan a hacer grandes muestras temáticas, con análisis de algunas problemáticas como la identidad o el conflicto de lo multicultural. El acceso de los artistas africanos, de los orientales, los Oriente Medio, de los latinoamericanos a los grandes centros de poder es fenómeno importantísimo porque la periferia empieza a ocupar los lugares del centro. Esto es consecuencia de la ausencia de producción interesante en los centros. En la Documenta del 2002 hubo obras de artistas africanos, latinoamericanos y palestinos. Es decir que hay una producción periférica -término detestable- que pasa al centro -otro término detestable-, porque el centro no produce más que museos, instituciones y catálogos, produce epifenómeno artístico; pero el fenómeno artístico en sí es paupérrimo. Toda esa estructura de curadores, museos y catálogos se ciernen sobre un centro vacío que atrae a la producción de la periferia.

A.O.:-Hay que llenar ese vacío.

J.S.:-Claro.

A.O.:-¿Qué me podés decir de la producción artística en Estados Unidos?

J.S.:-Estuve en Chicago el año pasado. Lo que tiene Estados Unidos de interesante es que hay una cultura y una contracultura. La cultura es lo que nos venden a nosotros: Tom Cruise y Brad Pitt y todos estos jóvenes lindos y talentosos. La contracultura es Homero Simpsom, que es el verdadero norteamericano. La contracultura me parece más interesante que el paraíso artificial que nos vendieron en la década de los ´90, eso es todo cartón pintado.

A.O.:-Los artistas de la contracultura norteamericana tal vez no son tan evidentes.

J.S.:.No son los que ocupan el lugar del centro.

A.O.:-¿No hay un nuevo Rotkho, un nuevo  Pollock?

J.S.:-Lo que pasa que también hay un cambio muy fuerte en el concepto de artista como culto a la individualidad. Esto es un karma que viene del Renacimiento y que se exacerba en la Modernidad, quiero decir en la primera mitad del siglo XX. Pero yo creo que esa concepción del individuo ha cambiado mucho en el arte; cada vez se nota una tendencia más fuerte al trabajo en equipo. Esto se vio claramente en la Documenta, donde se llamaban “colectivos” de trabajo. Es como volver a la época medieval donde los artistas se juntan, resignan la individualidad en pos de un fin. Me parece un fenómeno destacable en el arte.

A.O.:-Es decir que esto sería el fenómeno interesante, el grupo colectivo de trabajo.

J.S.:-Particularmente creo que sí, creo que es un cambio muy importante y que el arte es el reflejo más inmediato de eso, donde se ve más claramente.

A.O.:-Cuando vi El hilo de la trama me dio la sensación de un trabajo en equipo, no sé cómo la armaron en el Museo de arte del barrio de NY.

J.S.:-El hilo de la trama, desde el nombre está apuntando a esta cosa que está sucediendo ahora de que lo que hay es una trama, una interconexión de hilos donde no hay grandes personalidades. Hay una red que se está tejiendo entre artistas que ya no creen en valores que se están cayendo. Hay gente que se resiste y los quiere mantener y hay otra gente que se cede. Es hora de cambiar de mochila, dejar una carga donde se llevan cosas que ya no sirven más.

A.O.:-Para finalizar, lo más importante para vos sería el trabajo colectivo de los artistas, aquí en Argentina.

J.S.:-Básicamente, en Argentina, la cuestión de que la crisis ha funcionado como un rastrillo que separa el trigo de la maleza; los artistas que sobreviven son los que tienen necesidad de hacer arte.

(c) Araceli Otamendi

Todos los derechos reservados
----------------------------------------  
*Consultado el director del Palais de Glace Carlos Santana acerca de los motivos de la duración de la muestra Arte y política en los ´60 dijo lo siguiente:

“La muestra estuvo en el Palais de Glace casi cincuenta días. En principio estuvo programada para los meses de abril y mayo, y una duración de casi dos meses. Con la crisis económica la fundación Banco de la Ciudad de Bs. As. había suspendido  en principio los apoyos y auspicios de las muestras. No se sabía si Arte y política en los ´60 se hacía o no en el 2002.  La Fundaciòn Banco Ciudad de Buenos Aires les dio luego todo el apoyo y se dio la posibilidad de que la muestra se llevara a cabo, entonces hubo que reprogramar las fechas de todas las muestras del año.   Arte y política en los ´60 fue una muestra que ganó la calle, no cualquier muestra lo logra . El Palais de Glace tiene que responder a toda la oferta cultural de la ciudad de Buenos
Aires  que es muchísima y tiene que competir. Es difícil establecer la programación del Palais, tiene cerca de 1500 m2 de superficie y hay que seleccionar muy bien las muestras, hay muchos factores a tener en cuenta. Arte y política fue una muestra que tuvo mucha prensa. En lo que se expone en el Palais de Glace hay que defender además lo argentino. “



crédito de la fotografía: Alejandro Silva