Seguidores

martes, 24 de junio de 2014

Entrevista al autor,actor y director teatral Luis Cano

Luis Cano
















(Buenos Aires) Araceli Otamendi

 Por su obra Fantasma de una obra de teatro de 1900, estrenada recientemente en Patio de Actores entrevisté al autor, actor  y director teatral Luis Cano:





Fantasma de una obra de teatro de 1900
Entrevista a Luis Cano por su obra Fantasma de una obra de teatro de 1900

Araceli Otamendi:-  ¿Por qué ese título de la obra: "Fantasma de una obra de teatro de 1900" ¿se refiere al fantasma de una obra de teatro completa o al fantasma de un personaje?

Luis Cano: -"Fantasma de una obra de teatro de 1900" es un texto que presenté al Complejo Teatral de Buenos Aires en 2010. El proyecto estaba propuesto para el Teatro Regio, basándome en la hipótesis de que esa sala tradicional espera eternamente la repetición de una obra del pasado... Así que, mi intención era poner en escena el "fantasma de una obra". Quería que el público asistiera a una especie de holograma que se repite con cansancio. (Había hablado con Carmen Baliero, que iba a sonorizar el edificio, hacer que las paredes respiren y chirriaran, que es lo que hacen los antiguos teatros.) Por cuestiones de programación, el proyecto se pospuso y me aburrí.

 A.O.:-Los personajes parecen estar muertos, la atmósfera es irreal, onírica, es un efecto buscado por la directora de la obra o es así?

L.C.:- En mi escritura los personajes no están muertos todavía. Los hijos van a morir a causa de sus padres (esto ubica la obra en la línea de las tragedias). Pero en el transcurso de la obra, todavía, nadie murió -en cualquier caso hay ambigüedades suscitadas.
En mi proyecto de montaje de 2010, quería investigar ese extraño realismo rioplatense del que tanto se habla y sobre el que queda mucho para discutir... El clima que vos definís como irreal y onírico es resultado del trabajo de creación de Laura Yusem.

A.O.:- ¿En qué te inspiraste para escribir esta obra? ¿hay intertextualidad con otras obras?

L.C.:- La inspiración para "Fantasma de una obra de teatro de 1900" surge de un proyecto de escritura que propuse al Instituto Nacional del Teatro en 2005 y que desarrollamos hasta 2007 (gracias a la edición de Carlos Pacheco). La experiencia se recopila en el libro "La carnicería argentina" que se consigue en las delegaciones del INT o se baja digitalmente por Internet de manera gratuita. En ese momento, convoqué a Ariel Farace, Carolina Balbi, Diego Brienza, Julio Molina, Laura Fernández, Mariana Chaud, Santiago Gobernori y Susana Villalba, y les propuse revisar algunos textos clásicos de la literatura argentina y escribir textos dramáticos a partir de esas lecturas. "Fantasma de una obra de teatro de 1900" sería mi propio texto para "La carnicería argentina". ¿En qué me inspiré? Leí Alberdi, Cancela, Echeverría es inevitable, Mármol, Martínez Estrada que me encanta, y obviamente Mujica Láinez (tratándose de una casona, es imposible no pensar en él). Ese mismo año me compré las obras completas de Florencio Sánchez y las leí todas, pero no sé si quedó algo en "Fantasma…" No es un texto de la intertextualidad. No más que cualquier otro texto (todo texto es una intertextualidad). Esto es claro: No hice operaciones de cortar y pegar como practicaba en los años 90 cuando escribía "Los murmullos", nada de eso... Stella Galazzi (que iba a hacer el papel de Manuela en mi proyecto para el teatro Regio) me decía que la obra le sonaba a Camus. Y mi amigo y colega Roberto Castro (que leyó borradores, y que también actuaría en mi montaje) fue otra influencia que no puedo dejar de nombrar... Así que las referencias son también interpretaciones, y eso las vuelve sin fin, las convierte en algo difícil de alcanzar.


A.O.:-Parecería que hay secretos ocultos en esa familia de la obra, secretos que nunca se van a develar, nuevamente te pregunto si eso es un efecto buscado como autor.

L.C.:-"Fantasma de una obra de teatro de 1900" tiene una intriga típica del cliché. El dueño de casa tuvo dos hijos con la criada. Al varón lo crió como propio y a la mujer se la llevó la criada que echó de casa. Debido a los enredos del destino o a la tragedia teatral, los hijos se enamoran sin saber que son hermanos. Esa es la historia, eso afirma el texto, aunque claro, lo relata a cuentagotas, con las negaciones y distorsiones obligadas de ese conflicto.

A.O.:-Hay una atmósfera opresiva en el escenario, los personajes tienen las manos atadas y están en el mismo lugar, recuerdan el pasado, se echan culpas uno a otro, parecería que no pueden salir de ahí ¿por qué ese escenario tan opresivo?

:L.C.:- Esta pregunta es para Laura Yusem. Conozco personalmente a Laura desde el 2000. Ella estaba entonces de Jurado en un Concurso de la ex Secretaría de Cultura de la Nación y yo gané como dramaturgo. Desde entonces quisimos compartir algún proyecto. En 2006 nuevamente ella fue Jurado en un Concurso del INT donde me premiaron como director, y por esa casualidad retomamos el contacto. Creo que en 2011 ó 2012 "Fantasma de una obra de teatro de 1900" llegó a sus manos... Laura es una directora única. Y tu pregunta es acerca de su puesta en escena, donde todos los méritos son de ella. Muchas gracias, Araceli.

(c) Araceli Otamendi - Archivos del Sur

Fantasma de una obra de teatro de 1900
SÁBADOS 21:30 hs
TEATRO PATIO DE ACTORES
Lerma 568 - TEL.: 4772-9732
C.A.B.A.
 Desc. estudiantes y jubilados

Elenco:
Miguel................... Rafael Cejas
Manuela................ Nadia Dotta
Felipe...............Dante Iemma
Hilario.................Mauricio Méndez
Fatima............ Paula Radovancich

 Ficha técnica:
Fotografía: Marcela Gabbiani-Prensa: Laura Castillo-Operación de sonido: Alberto Alburquerque-Operación de luces: Alfredo Torres-Espacio escenográfico y vestuario: Laura Yusem-Diseño grafico: 3boxes-Asistente de iluminación: Julieta Carrillo-Asistente de dirección: Alberto Alburquerque-Producción Ejecutiva: Julieta Alfonso-Diseño de iluminación: Marco Pastorino-Música original: Cecilia Candia- Dirección General: Laura Yusem
ste espectáculo cuenta con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes y PROTEATRO
Premio ARTEI a la producción de Teatro Independiente

Luis Cano
Poeta, dramaturgo, actor y director, Luis Cano (Sáenz Peña, 1966) se formó en la Escuela Municipal de Arte Dramático, estudió Artes en la Universidad de Buenos Aires y, en 1993, estrenó su primera pieza El aullido, merecedora del Premio Coca Cola en la Artes. Desde entonces ha creado una cantidad de obras entre las que se destacan Tentativa para evadirme de mi padre (1996), Cangrejos (1997), Ruleta rusa (1998), Socavón (1999), Ostras frescas (1999. 2º Premio Municipal), El paciente (2002), Ruidosas rosas (2004), Partes del libro familiar (2007. Premio del INT), Chiquito (2008) y Mecanismos el cortejo (2009), además de compartir procesos de escritura con otros creadores de su generación como Alejandro Tantanian (La desilusión) y Beatriz Catani (La desdicha).
“Las marcas del pasado en diversos aspectos de la identidad individual y colectiva, y la innegable fuerza con las que éstas inciden en el presente, son cuestiones con las que nos confronta el teatro de Luis Cano, colocando en acción la imaginación ética del espectador”, expresó la investigadora Halima Tahan sobre su propuesta artística. “En muchas de sus obras, el autor ha afrontado la misión de encaminarse hacia el pasado para explorar dramáticamente las complejas relaciones entre memoria e identidad, entre memoria y olvido. Temas de profundas resonancias para la subjetividad de los argentinos”.
En el Complejo Teatral de Buenos Aires, estrenó Los murmullos (Premio Germán Rozenmacher, Sala Cunill Cabanellas, 2002) y Hamlet de William Shakespeare (Teatro Sarmiento, 2004. Premio fundación Autores 2005), ambas dirigidas por Emilio García Wehbi, y fue responsable de la dramaturgia de la obra La forma que se despliega (Teatro Sarmiento, 2003), creación de Daniel Veronese para el ciclo Biodrama.
Entre otras distinciones, obtuvo el Premio Internacional Jorge Luis Borges por Un dietario (poesía), el Premio Nacional de la Secretaría de Cultura de la Nación, Premio Nuevas Obras de Autores del MERCOSUR y Premio Municipal del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: estos tres últimos por Coquetos carnavales. Asimismo, Luis Cano completa su labor en el campo teatral con la docencia (cursos y talleres de dramaturgia y producción teatral), la investigación y la dirección escénica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente esta nota