Seguidores

sábado, 12 de marzo de 2011

Entrevista a Raúl Vigini director del Suplemento Cultural La Palabra

Raúl Vigini y Horacio Ferrer 



(Buenos Aires)

Raúl Vigini es el director del Suplemento Cultural La Palabra que se publica semanalmente en la edición impresa y en internet del diario La Opinión, en la ciudad de Rafaela, Provincia de Santa Fe, Argentina. La Palabra se edita desde hace quince años.
Entrevisté a Raúl Vigini para la Revista Archivos del Sur.

A.O. - ¿Cómo fue el inicio del suplemento y cómo se fue desarrollando hasta ahora? ¿qué enfoque se le dio a la cultura? ¿Tomaste algún modelo periodístico para iniciar el suplemento?

R.V. - Hay un hecho previo a La Palabra que merece destacarse. En el año 1988 asistimos con Ana María Colombo y un grupo de amigos docentes de Rafaela, a la segunda edición del Congreso del Hombre Argentino, su folklore, su historia y su cultura que se organizaba como actividad paralela al Festival Nacional de Folklore de Cosquín. En 2011 lo hice en la vigésima quinta edición del Congreso presenciándolo ininterrumpidamente todos estos años. De esos encuentros hemos coordinado con ella durante muchos años un Suplemento especial anual que el diario La Opinión entregaba con ponencias allí presentadas. Superada esa etapa periodística cultural, hace 15 años el director del medio gráfico mencionado nos ofrece hacernos cargo de un Suplemento Cultural para iniciarlo en 10 días. Comenzamos haciendo La Palabra a mediados de julio de 1997 y hoy continúo como responsable de la misma.
El contenido fue diseñado de manera que cubra todas las expectativas abordando la cultura como toda manifestación humana. Así la estructura incluye una imagen en la tapa con los titulares del contenido de la edición; la página 2 tiene el “Editorial” como columna de opinión propia y la sección “El invitado” con un texto aportado por un/a colaborador/a de origen diverso (escritor, médico, historiador, investigador, antropólogo, músico, etc.); la página 3 con la sección “En busca de…” que es una entrevista y la página 4 con las secciones “Les comentamos…” con discos y libros, “Consultorio lingüístico” con un idioma originario(quichua, mapuche, guaraní, lunfardo), “El buen decir” con dificultados del idioma castellano y la Cartelera Cultural local. Ese formato estaba esperando despertar alguna vez para ponerse en marcha, lo tenía diagramado y así se comenzó a hacer hasta hoy sin cambios es sus secciones.

A.0.- ¿Qué temas considerás que son más importantes en la cultura?

R.V.- Con el transcurso del tiempo fuimos descubriendo que todos los temas serios, con fundamentos importantes, con respaldos de gente valiosa son tenidos en cuenta por el lector. Siempre tuvimos como referencia que La Palabra debía ocuparse de encontrar lo que estaba más oculto, de difundir lo menos difundido, de incluir los temas que los medios no dan a conocer por falta de interés, por desconocimiento, por el motivo que fuere. Tenemos la grata experiencia de que cuestiones relacionadas con la salud y con la solidaridad fueron muy bien recibidos por los lectores. O protagonistas de historias poco conocidas pero de mucho valor humano. Además, por supuesto de lo estrictamente artístico y educativo.

A.O. - ¿Qué diferencias encontrás con la cultura de las provincias, en el caso de La Palabra, con Santa Fe y la de Buenos Aires?

R.V. - Buenos Aires es la síntesis de todo lo que el país ofrece. Lo que conozco de la gran ciudad en cuanto a cultura popular -que es la que más frecuento en mi labor periodística- es una muestra de lo que supimos conseguir desde cada una de las provincias argentinas. Mucho de lo provinciano está en Buenos Aires y no pierde identidad ni autenticidad. Podemos hace un análisis más exhaustivo en lo que tiene que ver con lo urbano más estrictamente y ahí podemos encontrar formas, modos, temas, más porteños. En cuanto a lo provinciano, por lo que he visto en estos años de trabajo, la realidad de lo cultural en las provincias es bastante similar. Hay muy buenas propuestas y protagonistas, pero cuesta que salgan a la luz y trasciendan esos generadores culturales por encontrarse distantes de los centros de información.

A.O. - La Palabra publica cuentos a menudo, qué escritoras y escritores considerás que circulan más, tanto por la ciudad de Rafaela como por la provincia de Santa Fe?

R.V. - Se vienen publicando muchos autores de todo el país. Convocamos cada tanto y recibimos aportes de los mismos escritores que promocionan entre ellos el espacio, que además de la edición gráfica se puede leer en www.laopinionline.com.ar. Santa Fe es una provincia muy rica en literatura regional y ha dado destacados escritores y poetas.

A.O. - La misma pregunta pero para artistas y cantantes

R.V. -  En este caso Santa Fe es parte de la geografía de los ríos pero no tiene tanta presencia como las demás hermanas del litoral. Aquí los ritmos confluyen de las provincias limítrofes. Desde lo periodístico no hay ningún movimiento especial entre músicos y cantantes provinciales. Ocupan los lugares del Suplemento Cultural en la medida que sus propuestas justifiquen integrar la edición.

a.o. - ¿Crees que en la Argentina, en las distintas provincias se conoce lo que se hace en otros lugares del país?

R.V. - La información que puede brindar un canal de televisión de aire o de cable, así como el servicio de Internet favorecen que los hechos se conozcan. Siempre estará supeditado al interés del medio en darlo a conocer. Así pude compartirse la noticia entre todos los habitantes del país. El Canal Encuentro y algunos programas documentales del Canal 7  nos dan esa información. En el caso de los canales privados es otra manera de informar lo cultural según los intereses de cada uno. Creo que la federalización en la información no está generalizada. Por el contrario, son situaciones extremas: o se ignora o se magnifica hasta la exageración muchas veces.

a.o. - ¿Qué temas considerás que sería importante conocer en Buenos Aires relacionados con la cultura rafaelina?

R.V. - Rafaela, nacida en 1881, como tercera ciudad de la provincia de Santa Fe en población, está por superar los cien mil habitantes. Esa realidad le permite haber desarrollado una cultura sobre la base de reconocidos escritores, destacados músicos que la han hecho trascender los límites geográficos del país, grupos teatrales que nacieron con la aldea, artistas plásticos y artesanos premiados, instituciones que siguen en pie defendiendo los espacios culturales. La oferta rafaelina que ha llegado a Buenos Aires en muchas oportunidades puede establecer un sólido intercambio con la actividad cultural actual. Buenos Aires y las grandes ciudades son la vidriera, por eso la posibilidad de llegar a mostrar las propuestas de Rafaela dependen en muchos -o casi todos- los casos de una política de gobierno que favorezca la llegada a esos lugares importantes. Las embajadas culturales conformadas con criterios serios y verdaderas selecciones teniendo en cuenta calidad, nivel artístico, estética, y demás factores, considero que son el medio y la forma de promover, reconocer y acompañar los emprendimientos autogestionados.

A.O. - ¿Cuál es tu visión acerca de la cultura de Rafaela: escritores, pintores, cantantes, músicos?

R.V. - La ciudad debe procurarse espacios de crecimiento constantes y permitirse desde cada emprendimiento individual o colectivo, la posibilidad de la formación en cada disciplina. Los más representativos de las diferentes áreas culturales tal vez necesiten realizar un esfuerzo propio para dar a conocer con posibilidades de instalar sus proyectos más allá de la propia comunidad. En Rafaela hay una obra artística que merece destacarse en el ámbito nacional. Eso requiere que desde la gestión de gobierno se acompañe para favorecerlo. Claro que los interesados en difundir sus trabajos deben demostrar  compromiso, dedicación, capacitación y crecimiento para merecer la promoción.

 (c) Araceli Otamendi - Archivos del Sur

fotografia: Raúl Vigini junto al poeta Horacio Ferrer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente esta nota